jueves, 28 de agosto de 2008

Resumen de Dr. Jekyll y Mr Hyde/Cronicas Marcianas/El eternauta

Acá les dejo un resumen de lo necesario para la prueba, aunque si no leyeron los libros, dudo que les sirva mucho.

Personajes:

- Utterson: Era un reconocido abogado, nunca sonreía, era frío y algo lento en sus condiciones, parco, reservado y algo melancólico

- Henry Jekyll (Dr. Jekyll): El creador de la pócima que separa las dos naturalezas del hombre, es doctor en medicina, abogado, doctor en Letras, miembro de la sociedad real, etc.

- Poole: El mayordomo, fiel sirviente del Dr. Jekyll. Tiene órdenes de obedecer a Hyde.

- Dr. Lanyon: Buen amigo de Mr. Utterson y del Dr. Jekyll. Descubre antes que nadie el secreto del Dr. Jekyll y su pócima.

- Richard Enfield: Pariente de Mr. Utterson.

- Edward Hyde (Mr. Hyde): La parte oscura del Dr. Jekyll es un ser repugnante y malvado. Su cara produce repugnancia, pues recuerda al mismo diablo.

4) RESUMEN

Mr. Utterson, un prestigioso abogado londinense, y Mr. Richard Enfield, un pariente suyo, estaban dando una vuelta por la ciudad cuando pasaron por delante de la puerta de una casa. Mr. Enfield comentó que esa casa le producía escalofríos, pues, un día, cuando él caminaba por la ciudad sólo de noche, vio como un hombre golpeaba a una pobre niña. Los familiares de la niña le exigieron al hombre que pagara cien libras por los daños cometidos. Éste hombre tan malvado tenía un rostro que provocaba repugnancia. Su nombre era Edward Hyde. El padre de la niña y Mr. Enfield acompañaron al hombre a su casa para que cogiera el dinero. La casa donde entró aquel hombre era aquella donde se encontraban ahora mismo Mr. Enfield y Mr. Utterson. Mr. Hyde salió de la casa con diez libras y un cheque con el dinero restante firmado por un hombre, cuyo nombre no dijo Mr. Enfield en su historia.

Mr. Enfield continuaba contando su relato, comentando que todo parecía un montaje y que aquella casa no parecía ser la de Mr. Hyde, sino la del hombre que firmó el cheque. Cuando Mr. Enfield se disponía a decir el nombre del hombre que firmó el cheque, Mr. Utterson se adelantó y dijo que no hacía falta decirlo, pues él ya lo sabía, se trataba de la firma y de la casa de Henry Jekyll, un cliente y amigo suyo.

Una noche, Mr. Utterson ojeó el testamento que tenía guardado del Dr. Jekyll. Éste decía que en caso de que algo le sucediera, desapareciera o muriese, cedía toda su fortuna a Edward Hyde. Tras leer el documento, se dirigió a casa del Dr. Lanyon, el cual también era amigo del Dr. Jekyll para comentarle lo que ocurría. El Dr. Lanyon dijo que no conocía a ningún Hyde, pues hacía tiempo que no se veía con el Dr. Jekyll.

Mr. Utterson, decidió esconderse en el patio de la casa del Dr. Jekyll, para poder conocer de una vez por todas a Hyde. Al verle, Mr. Utterson le preguntó si el Dr. Jekyll se encontraba en la casa, a lo cual Hyde respondió que no. No contento con la entrevista, dio la vuelta a la casa dirigiéndose a la entrada principal, donde, el mayordomo Poole le dijo que el Dr. Jekyll no se encontraba en la casa. Antes de marcharse, Mr. Utterson le pregunto si conocían a Mr. Hyde, ya que lo había visto entrando por la puerta trasera de la casa, la puerta de la sala de sección. Poole respondió que tenía llaves de toda la casa y que tenía órdenes de obedecerle.

Pocos días después, el Dr. Jekyll invitó a algunos amigos a cenar a su casa, entre los cuales se encontraba Mr. Utterson. Cuando éste le pregunto al Dr. Jekyll a cerca del testamento, le respondió que no quería hablar del tema, y que se podía deshacer de Hyde cuando quisiera.

Un año después, se cometió el asesinato de un hombre que estaba en buena posición. Todo lo ocurrido lo vio una doncella que se encontraba mirando desde una ventana que daba justo a donde se cometió el crimen. Lo que sucedió fue que un anciano preguntó a un hombre por una calle, y al hombre le dio un ataque de histeria y comenzó a pegar al anciano. La doncella reconoció al agresor, era Mr. Hyde.

Junto al cadáver, se descubrió un trozo de bastón de Mr. Hyde y un sobre dirigido a Mr. Utterson. Pues, el muerto, que fue identificado como Sr. Danvers Carew, era cliente de éste.

Días después, Mr. Utterson que había ido a visitar al Dr. Jekyll, le preguntó que si había sido Mr. Hyde el que redactó el testamento, a lo cual el Dr. Jekyll respondió con una afirmativa. También le pregunto si era capaz de esconder al asesino en su casa. El Dr. Jekyll respondió que ya no había que preocuparse por él. El Dr. Jekyll dijo, además, que un mensajero había llevado una carta para él de Mr. Hyde.

Antes de irse de la casa, Mr. Utterson preguntó a Poole sobre si habían traído una carta para el Dr., respondiendo que no. Con esto, Mr. Enfield supo que aquella carta que le había llegado Al Dr. Jekyll había sido escrita en esa misma casa.

Horas más tarde, Mr. Enfield se dio cuenta de que la letra de la carta y de la invitación apara la cena de la anterior noche eran iguales. No se podía creer que el Dr. Jekyll falsificase una carta para salvar a un asesino.

Pasó el tiempo, la muerte de Carew estaba más que compensada con la desaparición de Hyde. Gracias a esto, la vida del Dr. Jekyll había mejorado. Pero esto duró poco. Mr. Utterson que solía visitar al Dr. Habitualmente, dejo de ser bien recibido por éste, que había comenzado a aislarse de nuevo.

Una semana después el Dr. Lanyon murió, había estado semanas atrás muy enfermo. Éste y el Dr. Jekyll estaban confrontados y enfadados mutuamente, no se querían ver. El Dr. Jekyll afirmaba que su aislamiento era por motivos que no podía revelar, no por el confrontamiento.

Mr. Enfield y Mr. Utterson, que estaban dando un paseo, pasaron por delante de la casa del Dr. Jekyll y vieron que estaba asomado a una ventana. Le invitaron a salir con ellos, pero les dijo que no. Estaban hablando con él, él desde la ventana, hasta que su cara se convirtió en una desagradable visión y de metió bruscamente de nuevo en la habitación. El abogado y su pariente se fueron rápidamente, llenos de terror.

Una noche, Poole se presentó en casa de Mr. Enfield lleno de miedo, midiéndole que le acompañara hasta casa del Dr. Jekyll. Al llegar, se dirigieron hasta la puerta de la sala de disección donde Poole le pregunto a su señor desde el otro lado de la puerta que Mr. Enfield quería verle. Una voz desconocida, que no era la del señor de la casa. El abogado y el mayordomo decidieron derribar la puerta. Así lo hicieron y se encontraron en el suelo a Mr. Hyde muerto. En la mesa de laboratorio había un sobre dirigido a Mr. Utterson, un sobre que dentro portaba otros tres más pequeños.

Uno de ellos contenía un testamento en el mismo término que el anterior, solo que éste declaraba como único heredero a Mr. Utterson. En el siguiente había una carta firmada por el Dr.Jekyll diciéndole a Mr.Enfield que antes lea la carta que le había dado el Dr. Lanyon y a continuación leyese el último de los tres.

Estaba ya en su casa con el tercer sobre y el del Dr.Lanyon esperando una respuesta. La carta del Dr. Lanyon decía que un día él recibió una carta del Dr. Jekyll pidiéndole que fuera a su casa a su habitación a coger un cajón cuyo contenido era importantísimo y que más tarde recibiría una visita de un hombre al que debería entregar el cajón.

Así sucedió. Recibió la visita de Mr. Hyde, quien mezcló los ingredientes del cajón en un vaso y se bebió la fórmula. Tras deformarse y muchos gritos, se transformó en el Dr. Jekyll. Éste le hizo prometer que no contaría a nadie lo sucedido.

Mr. Utterson comenzó a leer el tercer sobre. En éste había un documento en el cual el Dr. Jekyll explicaba el porqué de inventar ésa poción, con fin de separar las dos naturalezas del hombre. El bien y el mal. Tras varios fracasos, había encontrado la mezcla correcta, y decidió probar la fórmula en su persona. Tomándola se transformaba en un ser repugnante, al cual llamó Mr. Hyde. Para volver a su estado normal, debía tomar de nuevo la fórmula. Después de un tiempo, ya no controlaba los cambios y se transformaba involuntariamente. Tras el asesinato de Carew, decidió no volver a transformarse en Hyde, pero un día en mitad de la calle se transformó y como no podía entrar en su propia casa en ése estado, escribió al Dr. Lanyon con las instrucciones recoger el cajón con los ingredientes. El Dr. Jekyll sabía que no había cura para lo que ocurría y se encerró en su laboratorio con temor a sus transformaciones. Sabía que se transformaría para siempre en el ser malvado y repugnante que era Hyde, de modo que decidió suicidarse, pues era la única manera de acabar con ésa vida miserable.

Cronicas

El verano del cohete (Enero de 1999) [

Esta primera historia sirve simplemente como una introducción, donde se relata el lanzamiento de la primera expedición, y de cómo el invierno de Ohio (marco referencial) se convierte en verano por un momento debido al extremo calor producido por el despegue del cohete.

Ylla (Febrero de 1999)

El siguiente capítulo ocurre en Marte. En él, Ylla, una marciana atrapada en un matrimonio sin romanticismo, sueña con la llegada de unos astronautas a los cuales les habla a través de poderes telepáticos. Si bien su esposo pretende negar la realidad de esos sueños, se vuelve bastante celoso, pensando que su esposa tiene sentimientos románticos hacia uno de los astronautas. Finalmente, mata a los dos hombres de la expedición apenas arriban.

Los hombres de la tierra (Agosto de 1999)

Este relato narra la “Segunda Expedición” a Marte. Cuando los astronautas llegan, encuentran que los marcianos se muestran fríamente desinteresados por el hecho de que personas de otro planeta lleguen a su mundo. La única excepción a esto es un grupo de marcianos en un edificio, que los recibe con un desfile y grandes exclamaciones y felicitaciones. Los tripulantes de la expedición se muestran muy contentos de ser, finalmente, recibidos con los halagos que se merecen. Sin embargo, rápidamente se dan cuenta de que varios marcianos en la estancia alegan ser también de la tierra, y de otros mundos del sistema solar.

El capitán (Williams) lentamente empieza a pensar que la capacidad telepática de los marcianos hacen que le comuniquen su demencia a los otros y vean así alucinaciones increíbles como una marciana convirtiéndose en una columna de cristal, una estatua dorada y una vara de cedro; también que algunos marcianos escupen llamas azuladas por la boca y que los miembros de la tripulación han ido a parar a un manicomio. Los marcianos que encuentran piensan que la única persona real es el capitán, y que los demás son alucinaciones proyectadas por él. Debido a que las “alucinaciones” son tan detalladas y a que el capitán se niega a admitir que él no es de la tierra, Mr. Xxx, su psiquiatra, lo declara incurable y lo mata. Cuando la tripulación “imaginaria” no desaparece, Mr. Xxx los asesina también.

Finalmente, como el cohete “imaginario” no desaparece, Mr. Xxx considera que el también está loco y se suicida. El cohete de la segunda expedición es vendido como chatarra.

Un punto curioso del relato son los nombres de los marcianos, tales como “Aaa”, “Iii”, “Xxx”, “Ttt” o “Www”.

La tercera expedición (Abril del 2000) .

Según Borges, en el prólogo, La Tercera Expedición es la historia “más alarmante de este volumen”. La tercera expedición es, definitivamente, uno de los mejores relatos del libro.

La historia trata de la llegada y desaparición de la tercera expedición de hombres en Marte. En este relato los marcianos ya están preparados para los terrestres, y los esperan con un típico pueblo norteamericano de la década del ’20 habitado por sus seres queridos (padres, abuelos, hermanos) muertos. Los astronautas aceptan esta maravilla y se separan para visitar a los familiares que no ven desde hace años (“Un hombre no hace muchas preguntas cuando su madre vuelve de pronto a la vida” dice el libro). Sin embargo, el capitán (John Black) se da cuenta de que los marcianos han usado sus memoria y deseos para reconstruir un típico pueblito de su infancia y que en realidad los que están con ellos no son sus seres amados sino marcianos con su apariencia. Finalmente, todos los hombres de la expedición son asesinados a la noche. A la mañana siguiente dieciséis ataúdes son enterrados entre los llantos de las personas del pueblo.

Entre los 21 tripulantes de los cuales uno de ellos murió en el viaje a marte, uno de los primero que encuentra a su familia es el navegante Lustig y otro tripulante destacado es el arqueólogo Samuel Hinkston.

Aunque siga brillando la luna (Junio de 2001)

Este capítulo abre con los miembros de la Cuarta Expedición juntando leña para pasar la fría noche marciana. Todos abrigaban la esperanza de ser ¨ellos¨ los primeros hombres en Marte, luego del fracaso de las tres misiones anteriores. Los científicos del grupo descubren que los marcianos han muerto de varicela (traída por las primeras expediciones). Spender,uno de los tripulantes, sale a dar un paseo por Marte y vuelve al largo tiempo con ideales en contra de los humanos.

Lo más curioso de este relato, es que es que critica directamente a la sociedad, principalmente a la norteamericana, diciendo que, certeramente, arruinarían el planeta Rojo como lo han hecho con la Tierra. En la contratapa dice: una humanidad que[...] sueña con reproducir en el planeta Rojo una sociedad de perritos calientes.

La mañana verde (Diciembre de 2001)

Los siguientes capítulos van contando la transformación de Marte en otra Tierra. Pueblos similares a los de la tierra van apareciendo alrededor de todo Marte.

En “La mañana verde” un hombre, Benjamin Driscoll, se ve obligado a volver a la tierra debido a problemas de salud relacionados con el enrarecido aire marciano. Él se niega y decide tomar la tarea de plantar miles de árboles en las azules llanuras marcianas para hacer incrementar los niveles de oxígeno. Debido a alguna extraña propiedad del suelo marciano y una lluvia que se la describe como un elixir mágico, las semillas que planta se transforman en un bosque de miles de inmensos árboles en una sola noche.

Las langostas (Febrero de 2002)

Esta corta historia de dos párrafos muestra la llegada de miles de personas a Marte y el surgimiento de pueblos iguales a los de la tierra. El título hace referencia a los cohetes y colonizadores que rápidamente se esparcen por toda la superficie de Marte.

“Los cohetes vinieron como langostas y se posaron como enjambres envueltos en rosadas flores de humo. Y de los cohetes salieron deprisa los hombres armados de martillos, con las bocas orladas de clavos como animales feroces de dientes de acero, y dispuestos a dar a aquel mundo extraño una forma similar [...] En seis meses surgieron doce pueblos en el planeta [...] En total, unas noventa mil personas llegaron a Marte y otras mas preparaban su partida...”

Ray Bradbury, Crónicas Marcianascolor

En resumen, este capítulo muestra como las profecías de Spender en “Aunque siga brillando la luna” se van lentamente realizando.

En esta cronica se destaca el punto de vista marciano hacia los hombres que llegan de la Tierra, la comparación con langostas por su actitud destructiva y colonizadora, también la poca importancia por la cultura y forma de vida marciana al destruir a su paso y construir un mundo semejante a la Tierra.

Los músicos (Abril de 2003)

Los colonos de la Tierra intentan deliberadamente destruir todo resto de las ciudades marcianas. En esta historia corta, Bradbury muestra como un grupo de niños se mete a jugar entre los ya destruidos hogares de una ciudad marciana muerta. Allí encuentran y juegan con los cadáveres y calaveras de seres que habían sido marcianos. Sin embargo, lo hacen rápidamente debido a que los “bomberos” llegarían pronto a quemar los restos de esas ciudades marcianas destruidas. El texto compara a los niños con “músicos” que hacen música con xilófonos de costillas y huesos.

El texto, aparte de mostrar el gusto de Bradbury por las imágenes costumbristas norteamericanas de su época, describe tácitamente a “los bomberos”, término que curiosamente no está aplicado a las personas que apagan incendios, sino a las que los provocan. Esto alude a historias posteriores de Bradbury, que tratan desde un punto de vista moral la quema de literatura y el arte, como en Farenheit 451, y otros temores de Bradbury con respecto al mundo moderno, que se reflejan en historias como El asesino (incluído en el libro Las doradas manzanas del sol).

Un camino a través del aire (Junio de 2003)

Los afroamericanos planean emigrar a Marte, buscando una vida mejor en el planeta rojo. Samuel Teece es un caucásico viejo y cascarrabias, que intenta de cualquier manera detenerlos (haciendo como si en realidad no le importara). Belter, un muchacho de color que planea irse lo retiene obligándolo a pagarle una deuda de U$A 50. Al ver que el joven no tiene para pagarle se muestra satisfecho, pero otras personas de color colaboran entre todos para ayudarle a pagar la deuda y así el muchacho puede irse. Esto enfurece aún más a Teece, que intenta asustar a los negros gritando y vociferando que los cohetes estallarían en el medio del espacio.

Luego, ve venir a Silly, el muchacho que trabaja para él, e impedir su viaje obligándolo a cumplir un contrato que el muchacho había firmado. Sin embargo el joven con lágrimas en los ojos, le dice que si no se va en ese momento no se irá jamás. Entonces, otro blanco se ofrece a hacer el trabajo de Silly, el cual finalmente se puede ir. Teece acepta a regañadientes, pero quiere obligar al muchacho a quemar sus pertenencias antes de irse, lo cual Silly no hace. Finalmente, Silly se va pero Teece lo persigue infructuosamente con un arma.

Este cuento muestra el desprecio de Bradbury por el racismo.

Usher II (Abril de 2005)

Usher II habla del temor de Bradbury y otros escritores a la censura. Un experto en literatura llamado William Stendahl se retira a Marte, donde construye una mansión inspirada en la “casa Usher”, del famoso cuento de Edgar Allan Poe, siguiendo al pie de la letra la descripción que hace Poe de esa mansión “desolada y terrible”, en un paraje desnudo y muerto, sobre un laguna “negra y siniestra”, y hasta con murciélagos mecánicos y vampiros artificiales. Cuando los inspectores de Climas Morales van a visitar su casa, le dicen que tendrán que derrumbarla y quemarla, ya que están prohibidas todas las cosas que hagan referencia a fantasmas, hadas y seres imaginarios. Finalmente Stendahl decide matar al inspector y a todos los que posteriormente llegan.

Finalmente, cuando mata a todos sus perseguidores hunde la casa en el lago, como en el cuento de Poe “La caída de la casa Usher”.

En este cuento se vuelve a ver otro tema que aparecería posteriormente en la novela de Bradbury Farenheit 451: la quema de libros y la prohibición de la literatura

La tienda de equipajes (Noviembre de 2005)

La historia de Marte y sus habitantes continúa con la conversación entre un sacerdote y el dueño de una tienda de equipajes. La guerra nuclear está por comenzar en la Tierra. El padre se muestra escéptico cuando el comerciante le dice que creía que cuando estallase la guerra en la Tierra, todos los que habían emigrado a Marte volverían. Que aunque la mayoría había huido escapando de la guerra, la Tierra seguía siendo su hogar natal, donde estaban sus familiares y sus pueblos.

La tienda de equipajes se relaciona con Los observadores, debido a que en esta cronica se habla de lo que puede suceder si comienza una guerra en la tierra (Nuclear) y en Los observadores termina sucediendo la predicción del dueño de la tienda, casi todas las personas vuelven a la Tierra y se lo aclara de forma indirecta al mencionar que "Al amanecer, las maletas habían desaparecido de los estantes" en el final.

Los observadores (Noviembre de 2005)

Los colonos de Marte son testigos de la guerra nuclear que ha comenzado en la tierra. Al ver lo que está pasando, regresan inmediatamente a la Tierra, para estar con sus familiares y amigos.

El picnic de un millón de años (Octubre de 2026)

Una familia va en un viaje de pesca a Marte; escapando de la Tierra, desgarrada por la guerra. El papá de Timmy dice “Estoy buscando lógica terrestre, sentido común, gobierno honesto, paz y responsabilidad... No las he encontrado. Ya no existen allá [por la Tierra]. Y ya nunca volverán a existir. Quizá nunca existieron.”. El papá de Timmy le promete a su familia que pronto los llevará a ver a los marcianos. Luego les dice a sus chicos que escojan cada uno una ciudad y se las regala. Les dice que todo eso era suyo. Cuando se hace de noche, hace una pequeña fogata donde quema todo lo que recuerde a las leyes y a la burocracia de la tierra.

Según dice: “Estoy quemando una manera de vivir, esa misma manera de vivir que ahora se quema en la Tierra.[...] La vida en la tierra nunca fue nada bueno. La ciencia progresó rápidamente y nos dejó atrás, y la gente se extravió en una maraña mecánica, dedicándose como niños a cosas bonitas [...] dando importancia a lo que no tenía importancia. Las guerras crecieron y crecieron y finalmente acabaron con la tierra [...]. La Tierra ya no existe. Aquella manera de vivir fracasó y se estranguló con sus propias manos”.

Luego les muestra a los marcianos: los lleva a un canal donde les muestra sus propios reflejos haciendo referencia a que ahora ellos eran marcianos al vivir en Marte.

Ciencia Ficción:

  1. Se crea un efecto de realismo para que el lector pueda considerar posible el futuro proyectado en el cuento.
  2. Se realiza una evaluación o critica del momento histórico, en el que se escribe la obra.
  3. Aparecen en los textos explicaciones a partir de conocimientos científicos y/o tecnológicos.

EL ETERNAUTA

Germán es un guionista de historietas que se le aparece un viajero del tiempo que se hace llamar el Eternauta, aunque su nombre terrestre es Juan Salvo. Y el viajero comienza a contarle de su odisea. Estaba en su casa de Vicente López junto a su familia (su esposa Elena y su hija Martita) compartiendo una partida de truco con sus amigos Favalli, Lucas y Polsky: cuando cayó una nevada mortal de copos fluorescentes que aniquilaron a gran parte de la humanidad. Gracias a que su casa estaba herméticamente cerrada ellos se salvaron de la aniquilación.

Deciden organizarse para superar la catástrofe (que suponían provocada por pruebas nucleares) y buscan comida, remedios y armas, porque hay sobrevivientes que se cazan entre sí. Como dijo Favalli: "La ley de la civilización quedó sepultada bajo la nevada mortal". Pero para sorpresa de todos, la nevada no es el fin de la catástrofe sino el principio de una terrible invasión extraterrestre.

A los copos les siguen los Cascarudos, unos enormes insectos que matan todo lo que se les cruza en su camino. Y luego de esto llegan los Manos, unos seres superdotados que comandan a los cascarudos. Contra estos invasores los sobrevivientes se agrupan en un ejercito. Salvo y Favalli, junto a un chico vecino llamado Pablo se alistan para enfrentar al enemigo. Elena y Martita aguardan en el chalet de Vicente López. Para ese entonces Polsky y Lucas ya se habían sumado a las víctimas de la catástrofe
Comienza entonces una serie de batallas (Rotonda de General Paz, Cancha de River, Barrancas de Belgrano) contra Manos, Cascarudos y Hombres Robot, ya que tanto los grandes insectos como los humanos tomados prisioneros sufren el implante de un teledirector en la nuca que los vuelve títeres del invasor.
Finalmente, con el ejercito disminuido se desencadena la batalla de Plaza Italia donde hacen su aparición los Gurbos, unos gigantescos animales que destrozan todo a su paso. Como si fuera poco, algunos países todavía se resisten y envían bombas atómicas contra la base de la invasión, Buenos Aires.
Salvo, Favalli, Pablo, Mosca (un periodista que se suma al grupo) y Franco (un joven que resulta ser un verdadero héroe) sobreviven a la experiencia no sin antes saber la temible realidad: los Manos que comandan a los Cascarudos, Gurbos y Hombres-robots, no son sino esclavos de los verdaderos invasores, los ELLOS. Unos seres a los que nunca llegaran a ver los humanos.

El grupo va por Elena y Martita y deciden huir a las montañas, pero un mensaje de radio enviado por la resistencia terrestre los ilusiona y van hacia unos refugios libres del peligro extraterrestre. Salvo y su gente eligen Pergamino, porque es el refugio más cercano. Cuando llegan, son recibidos con cierta frialdad, pero no descubren hasta que es demasiado tarde que todo es, una vez mas, una gran trampa de los ELLOS. Favalli, Pablo, Franco y Mosca son convertidos en Hombres-robots y Juan Salvo junto a su mujer y su hija tratan de huir, se meten en una nave y por accidente tocan un mando que los hace viajar por el espacio y tiempo. Solo que Salvo va por un lado y su mujer e hija por el otro (que en términos espacio-temporales significa que quizás nunca vuelvan a encontrarse). Luego de recorrer cientos de continuums Juan Salvo, ahora llamado El Eternauta (viajero de la eternidad), aparece en la tierra en la casa del guionista Germán. Al terminar su relato Salvo comprende que ha llegado a la tierra, a su mismo continuum, en 1959, un par de años antes de la terrible invasión. Desesperado comprende que sus queridas Elena y Martita deben estar en su chalet. Sale corriendo a buscarlas (la casa de Germán queda a pocas cuadras del chalet) sin pensar que también hay un Salvo de ese presente.
Germán corre tras él para advertirle pero llega tarde. El Juan Salvo viajero del tiempo se fusiona con el Juan Salvo de ese presente y olvida todo. Germán ve como un Juan más joven y sonriente se va abrazado de sus queridas Elena y Martita y piensa si todo lo que oyó de verdad sucedió.
Si será posible que en dos años el horror se abata sobre la humanidad.


3 comentarios:

Damo Nechaevsky dijo...

Veo que el CONTROL C y el CONTROL P te funcionan muy bien... lastima que lo veo hoy este resumen... jajaja. Yo como un bolumen alto me puse a leer los libros otra vez.

Rodd; dijo...

Sisi... Seguro damo....

Anónimo dijo...

jajaja me ayudo mucho la del dr jekyll y mr hyde... veo q ademas es del 28 de agosto .. dia de mi cumpleaños.. asta luego...